Niño esperando con un reloj detrás _ 14 ideas para aprender a esperar
Comportamiento,  Necesidades Especiales

¿Niño Impaciente? Cómo Enseñar a Tener Paciencia y Saber Esperar

Cómo Enseñar a los Niños el Difícil Arte de Tener Paciencia y Saber Esperar

Trabajar la paciencia en niños:  En este artículo, encontrarás más de 10 ideas y estrategias para enseñar a los niños la habilidad de saber esperar y tener paciencia. También podrás conocer estrategias específicas que ayudarán a los niños con necesidades especiales, autismo o TDAH.

Hay niños que simplemente no pueden esperar.

Es posible que sean aún demasiado pequeños y aún no hayan desarrollado habilidades de espera.

En otros casos, es posible que tengan problemas del desarrollo o de control de los impulsos.

Cualquiera que sea el caso que te trajo hasta este artículo, aquí encontrarás muchas estrategias útiles que ayudarán a enseñar a los niños habilidades de espera.

¿Qué niños pueden tener más dificultad para esperar?

  • Niños pequeños
  • Niños con problemas de control de impulsos
  • Niños con problemas de desarrollo
  • Niños que tienen problemas para seguir explicaciones verbales

¿Por qué es importante aprender habilidades de espera?

Nuestra vida cotidiana está llena de situaciones en las que necesitamos saber esperar y tener paciencia.

La necesidad de seguir ciertas reglas sociales también nos obligan a menudo a esperar.

Los niños que no han aprendido a esperar pueden comportarse de manera agresiva o actuar impulsivamente

Ejemplos de situaciones de espera para niños

La espera viene en diferentes formas y formas.

Necesitaremos que nuestros hijos aprendan a esperar cuando:

  • debe pasar un cierto tiempo para un determinado evento -> una película para comenzar, comida para servir en un restaurante, un viaje por carretera para terminar
  • estamos en medio de una conversación ->aprendiendo a no interrumpir
  • los niños juegan a determinados juegos -> aprender a esperar tu turno
  • estamos en la escuela/situaciones sociales -> esperando en la fila, esperando que el maestro dé instrucciones,

¿Por qué es tan difícil esperar para los niños?

Estas son algunas de las razones por las que a los niños les cuesta esperar:

  • La gratificación instantánea triunfa sobre la espera
    Seamos sinceros. ¿Quién querría esperar si puede obtener lo que quiera en el acto?
    Las habilidades de espera se aprenden durante la infancia, ya que guiamos a nuestros hijos a través de la necesidad de esperar para acceder a las cosas que quieren.
    A veces porque el tiempo es un requisito (no puede tener un poco de bizcocho hasta que esté horneado).
    A veces porque tenemos que cumplir con ciertas reglas (tienes que esperar hasta que termines de cenar para tener tu postre)
  • El tiempo es un concepto difícil de comprender
    Se necesita tiempo para entender el tiempo. Es un concepto abstracto.
    Cuando mis hijos eran más pequeños, preferían esperar 1 hora que 7 minutos. Claramente, uno es menor que 7.
    Cuando le dices a tu hijo “tienes que esperar 5 minutos”, puede leerse en su mente como “tienes que esperar toda la vida”
  • Aún no entienden las reglas o convenciones sociales (especialmente en niños más pequeños o niños con necesidades especiales)
    A veces necesitamos esperar porque hay reglas sociales que indican que es lo correcto.
    Pero para algunos niños, estas reglas no son tan obvias.
    ¿Por qué no puedo levantarme de la mesa si ya he terminado de comer?
    ¿Por qué tenemos que esperar en la fila?
  • Problemas de impulsividad
  • ¡Es aburrido!
    Esperar es aburrido, para que vamos a negarlo. Seguro que no te gusta esperar en la cola del banco o en medio de un embotellamiento.
    A tu hijo tampoco le gusta.

Aprendermos a Esperar: Cómo Enseñar a los niños Habilidades de Espera

Los objetivos de las estrategias de espera que leerás a continuación son:

  • Aprender habilidades de espera
  • Aumentar la tolerancia al tiempo de espera

Las estrategias que enumero a continuación se pueden implementar tanto en casa como en la escuela.

Cada niño es un mundo en sí mismo. Explora estas sugerencias, pruébalas y decide cuáles funcionarían mejor con tus hijos o estudiantes.

Comenzaré con algunos consejos generales y luego profundizaré en estrategias específicas.

Consejos generales para enseñar a los niños a esperar con paciencia

  1. Busca situaciones en las que podáis practicar habilidades de espera.
    Estas estrategias son excelentes, pero serán un poco más fáciles de implementar si las practica y se familiariza con ellas cuando no tenga una necesidad real de que tu hijo/estudiante espere pacientemente.
  2. En una siguiente fase, traslada la práctica a situaciones de espera en el entorno natural (en situaciones o lugares donde tenga de esperar en el futuro)
  3. Elogia sus éxitos cuando espere pacientemente
    Esperar pacientemente será más probable que suceda en el futuro si ha recompensado los éxitos de su hijo con elogios.
  4. Explica por qué necesitamos esperar en diferentes situaciones (dos personas hablando, esperando que todos terminen de cenar…)
  5. Establece en qué situaciones está bien interrumpir una conversación (“Necesito ir al baño, YA”, “Me siento mal”, “Me ha picado una abeja”).

Estrategias para Aprender a Esperar

  1. Temporizadores visuales
    Problema: Como mencionamos anteriormente, el tiempo es un concepto abstracto
    Solución: al introducir temporizadores visuales, está transformando ese concepto abstracto en algo tangible que su hijo puede controlar.
    Hay muchas opciones: cronómetros, temporizadores, temporizadores líquidos.
    Algunos niños pueden disfrutar viendo los números descender en un cronómetro digital. Otros pueden encontrarlo demasiado aburrido y pueden preferir el efecto visual de la arena fina que fluye por un reloj de arena, o el aceite colorido en un temporizador de movimiento líquido.
  2. Dale a tu hijo cierto control sobre el tiempo de espera
    Hay algunas situaciones en las que le doy a mi hijo cierto control sobre su tiempo de espera.
    Cuando dice “me está entrando hambre” (pero es demasiado tarde para tomar un tentempié y demasiado temprano para empezar a cenar), puedo decirle:
    “¿Qué tal si esperamos 10 o 15 minutos para empezar a preparar la pasta?
    Obviamente, elegirá 10, y luego diré «¿Le gustaría poner en marcha el temporizador para 10 minutos y luego comenzaremos a trabajar?»
    Encuentro que pedirle que configure los temporizadores funciona muy bien para él. Le da cierto control sobre su tiempo de espera.
  3. Establece un código o señal que comunique  “Te escucho. estaré contigo en breve”
    Cuando estás hablando con alguien y tu hijo tiende a interrumpir para llamar tu atención puedes desarrollar un “código” para “Te escucho. estaré contigo en breve”
    Esto puede ser tan simple como apretar suavemente su mano y luego terminar lo que estabas diciendo.
    Es posible que al principio debas dar una respuesta / atención con cierta prontitud (para enseñarle al niño que esto realmente funciona) y e incrementar el tiempo de espera en el futuro progresivamente.
  4. Distracciones / Actividades de espera / Juegos de espera
    A veces smo hay más remedio que esperar.
    Estamos en un viaje por carretera, estamos esperando que nos sirvan el almuerzo en un restaurante.
    Tener una variedad de juegos que puedan jugar solos y en familia puede ser extremadamente útil para el tiempo de espera.

Estrategias Habituales Educación Especial

A algunos niños con necesidades especiales les resulta especialmente difícil afrontar el tiempo de espera.

Estas son algunas estrategias muy útiles (que también funcionarán de maravilla con los niños que tienen menos dificultades para aprender el concepto del tiempo)

  1. Espera a que los 10 dedos de mis manos se levanten
    Nuestro hijo tiene un mensaje en su mente en un bucle continuo: «Mami es mía y no quiero compartirla con nadie más».
    Si bien necesita aprender que mamá debe ser compartida con el resto de la familia, necesita ayuda adicional para procesar eso.
    Aunque puede comprender los conceptos de compartir y esperar, mis interacciones con otras personas pueden desencadenar fácilmente situaciones difíciles.
    Este es un truco que nos compartió nuestra psicóloga:
    Sostén el antebrazo (por ejemplo) de tu hijo con ambas manos y dile:
    “Ahora, necesitas esperarar hasta que todos los dedos de mis manos se levanten”.
    Y poco a poco empiezas a levantar un dedo cada vez, mientras conversas con otra persona.
    Esta estrategia le permite al niño  mantener un poco de tu atención (mantines el contacto físico) mientras aún interactúa con otra persona.
  2. Estrategias de comportamiento: Programa de “atención no contingente” para enseñar a tu hijo a no interrumpir
    Esto fue parte de un plan de comportamiento desarrollado para un niño con autismo.
    Cada vez que el adulto que lo cuidaba entablaba una conversación con otra persona, comenzaba conductas no adecuadas de búsqueda de atención (hacer ruidos, gritar, etc)
    No contingente significa que prestas atención sin ninguna razón especial («porque sí»), el niño no necesita hacer nada en especial.
    Tu hijo recibirá la atención que anhela sin necesidad de interrumpirte.
    Este enfoque deberá implementarse durante un período de tiempo:

    • Presta atención al. niño antes de comenzar una interacción con otra persona
    • Inicialmente, préstale atención muy amenudo (cada minuto o incluso menos) mientras interactúas con otra persona
    • Ampliar lentamente la cantidad de tiempo que transcurre entre los momentos de atención (por ejemplo, 2 minutos – 3 minutos – 5 minutos).
    • El objetivo final es que el niño aprenda a regular y esperar.
  3. Tarjetas de espera
    Una «Tarjeta de espera» es una señal visual que indica un período de tiempo de espera para el niño.
    Las señales visuales a menudo se usan con niños con autismo. La tarjeta refuerza el mensaje verbal que está transmitiendo.
    Cómo usarlo:

    1. Practica para que su hijo entienda la mecánica.
    2. Elige una situación de espera o un juego en el que el niño deba esperar su turno
    3. Dale a su hijo o estudiante la tarjeta de espera y explíquele que tendrá que esperar (para hablar con usted o tomar un turno) mientras la tarjeta está en su mano. Di «ahora, estás esperando»
    4. Retirar la tarjeta cuando finalice el tiempo de espera.

Estos son algunos ejemplos de tarjetas de espera (los ejemplos que ves en esta página están realizados con pictogramas de ARAASAC)

PICTOGRAMAS REPRESENTANDO TIEMPO DE ESPERA

  1. Tableros «Primero / Después»
    Esta es otra estrategia muy utilizada para ayudar a niños con autismo a esperar.
    Las tarjetas Primero/Después transforman el tiempo de espera en una secuencia de lo que debe suceder para acceder a la recompensa o actividad que desean.
    Utilizamos elementos visuales para implementar este tipo de actividad. Pero, en nuestro caso muchas veces dibujamos la secuencia en una pizarra.
    TABLERO PRIMERO DESPUES PARA EDUCACION ESPECIAL
  2. Aplicaciones educativas
    Otra gran opción son las aplicaciones de aprendizaje basadas en imágenes que ayudan a los niños con sus rutinas diarias.
    Un ejemplo podría ser ChoiceWorks. Esta aplicación tiene muchas funciones, y una de ellas es su «Tablero de espera». El tablero ayuda a los niños a aprender habilidades de espera como tomar turnos y/o no interrumpir.

Otros Artículos de Interés

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.