Como calmar la ansiedad
Ansiedad,  Necesidades Especiales

Ansiedad y Autismo: Cómo Calmar la Ansiedad en Niños y Adolescentes

Autismo y Ansiedad: Los problemas de ansiedad y la falta de habilidades para manejar el estrés son preocupaciones comunes en padres de niños con trastornos del espectro autista.

Este artículo aporta ideas sobre situaciones potencialmente estresantes o desencadenantes de ansiedad. También sugiere 25 actividades y estrategias que pueden ayudar a calmar a niños y adolescentes con trastornos del espectro autista.

AUTISMO Y ANSIEDAD COMO CALMAR LA ANSIEDAD banner

Algunas de las razones que a menudo se atribuyen a estos niveles elevados de ansiedad en niños o adolescentes con TEA son:

  • La dificultad para entender:
    • situaciones y expectativas sociales
    • comunicación social
  • la dificultad para lidiar con situaciones nuevas fuera de su rutina habitual
  • la falta de claridad sobre las “reglas” que rigen algunas situaciones y contextos
  • problemas de procesamienro sensorial
  • la necesidad de tiempos más largos para procesar la información (que a menudo no se les proporciona en sus interacciones diarias)

La ansiedad puede empeorar durante la adolescencia ya que :

  • el contexto social se vuelve cada vez más complejo.
  • se hacen más conscientes de sus diferencias y de sus dificultades en las relaciones interpersonales

Tabla de contenido:

  • Que es la ansiedad
  • Cómo se manifiesta la ansiedad
  • 24 desencadenantes de ansiedad para adolescentes autistas
  • Autismo y ansiedad social.
  • 25 estrategias calmantes para niños ansiosos con autismo
  • Técnica de la “cuenta de bancaria” de energía

Nota: Este blog participa en el programa de afiliados de Amazon, generando un ingreso por compras realizadas a través de nuestros enlaces a Amazon.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una emoción que desencadena una activación del sistema nervioso autónomo en presencia de estímulos que se consideran una amenaza.

En el contexto de una situación amenazante, cumple una función adaptativa. Sin embargo, se convierte en un problema cuando su intensidad es demasiado alta o se desencadena en situaciones cotidianas en las que no debería haber alarma.

Situaciones cotidianas que para la mayoría de nosotros consideraría inofensivas, pueden ser percibidas como algo amenazante por nuestros niños autistas.

¿Cómo se manifiesta la ansiedad?

A nivel subjetivo puede provocar una sensación de angustia, tensión, preocupación o nerviosismo.

Desde un punto de vista fisiológico se puede observar un aumento del ritmo respiratorio, aceleración de la tasa cardíaca, tensión muscular o aumento de adrenalina en sangre, entre otros.

En muchos casos, el afrontamiento de la ansiedad lleva a dos estrategias opuestas:

  • vigilancia, orientando la atención a aquellos aspectos que se consideren amenazantes en el entorno
  • conductas de evitación, redirigiendo la atención y evitando aquello que se considera una amenaza.

Desencadenantes de ansiedad para adolescentes autistas

Llevo unas semanas asistiendo a unos talleres para padres de adolescentes / pre-adolescentes autistas.  El objetivo de estos talleres es proporcionarnos información y consejos que nos ayuden en la transición a la adolescencia de nuestros hijos.

Uno de los temas que hemos abordamos ha sido la ansiedad y el estrés en niños autistas.

A continuación voy a compartir el resultado de una sesión de “brainstorming” que realizamos con el objetivo de identificar situaciones potencialmente estresantes y desencadenantes de ansiedad para nuestros hijos.

Personalmente, el escuchar las aportaciones de otros padres, me ayudó a ser consciente de muchas otras situaciones que no había considerado, y que posiblemente son un foco de ansiedad.

Comprender estos factores desencadenantes y las situaciones de potencial ansiedad nos puede ayudar a:

  • estar mejor preparados para evitarlas o,
  • desarrollar estrategias de afrontamiento.

24 desencadenantes de ansiedad para niños / adolescentes autistas

Ansiedad relacionada con el procesamiento sensorial

  • Determinados sonidos (viento, silbatos, fuegos artificiales)
  • Sobresaltos
  • Espacios abarrotados de personas
  • Lugares ruidosos
  • Sobrecarga sensorial (estimulación excesiva al menos en uno de nuestros sentidos)

Autismo relacionada con situaciones de interacción social:

  • Hablar en público / Hablar frente a sus compañeros
  • Estar en un grupo con otras personas
  • Reacciones extremas por parte de otras personas (como alguien enfadado o gritando)
  • No entender lo que otros esperan que hagan
  • Que un desconocido les hable
  • Hablar por teléfono
  • Tener que responder preguntas
  • Tener que participar en eventos sociales (una fiesta, un evento escolar)
  • Usar transporte publico

Nota: el hecho de que las interacciones sociales puedan suponer un desencadenante de la ansiedad no significa falta de interés o no tener deseo de participar. Es muy posible que el niño o adolescente quiera participar en los eventos sociales, pero se sienta abrumado o sobrepasado.

Otros desencadenantes de ansiedad:

  • Percibir estrés o ansiedad en otras personas
  • No poder completar una tarea o actividad que han iniciado
  • Cometer errores
  • Cambios / Cambios inesperados / Cambios en sus rutinas
  • No recibir atención inmediata cuando la reclaman
  • Que no se les haga caso
  • Recibir críticas
  • Demandas / Que se les pida realizar un trabajo o actividad (incluso las más simples)
  • No sentirse preparado o con las habilidades necesarias
  • Lugares nuevos

Autismo y Ansiedad Social

Si releéis la lista de desencadenantes de ansiedad veréis que hay un tema de fondo que se repite en muchas de las situaciones nombradas: desencadenantes relacionados con la interacción social.

Incluso algunos de los factores desencadenantes que he mencionado como “otros” podrían agruparse bajo la denominación social (recibir críticas, sentir que no te hacen caso, percibir estrés o grandes emociones en otros).

La ansiedad social coexiste a menudo con los trastornos del espectro autista (TEA). Muchos adolescentes con TEA son conscientes de sus dificultades sociales y experimentan ansiedad social.

Esto es algo a recordar para aquellos que tenemos hijos adolescentes o preadolescentes con trastornos del espectro autista.

Lecturas relacionadas: La Ansiedad en el Autismo: Comprenderla y Tratarla

Estrategias de afrontamiento para adolescentes con TEA

Conocer a tu hijo y como se manifiesta su ansiedad te ayudará a identificar actividades, estrategias y formas de comunicación que evitarán niveles de altos estrés

Pero si necesitas un poco de ayuda o inspiración, permíteme compartir algunas las estrategias y tácticas que se nos ocurrieron durante nuestra sesión de lluvia de ideas.

24 estrategias calmantes para los adolescentes autistas

  • Crear un espacio especial “zona de calmarse” / sala de relajación / espacio de pensamiento / espacio tranquilo, donde su hijo pueda relajarse
  • Crear rutinas en casa que minimicen el estrés.
  • Facilitarle momentos de “tiempo solo/a” que le permitan calmarse (“¿Crees que necesitas un momento a solas?”)
  • Adaptar la comunicación: expresarse con calma y permitir un tiempo de procesamiento adicional
  • Escuchar música
  • Dibujar
  • Leer un libro
  • Audio de relajación
  • Pasear mientras habla en voz alta consigo mismo
  • Estrategias sensoriales como un chaleco de presión profunda o una manta sensorial o anti-estrés
  • Juguetes anti-estrés
  • Hablar / Dialogar para comprender qué está molestándoles /afectándoles
  • Escuchar cuentos /historias
  • Escribir preocupaciones en un pedazo de papel y deshacerse de él.
  • Pasar las preocupaciones a un peluche favorito  .
  • Actividad física
  • Jugar juegos de ordenador (¡a muchos de los niños de nuestro grupo les encanta Minecraft!)
  • Ver la televisión
  • Meditación
  • Preparar “estrategias de salida/escape” para situaciones sociales. Aunque tu hijo desee participar en actividades sociales (como una fiesta de cumpleaños), puede generarle ansiedad. Una estrategia muy buena puede ser planear cómo vamos a salir de esa situación social si se vuelve abrumadora. Algunos ejemplos de “estrategias de salida” podrían ser:
    • acordar un “código secreto” para que tu hijo te informar de que quiere irse (sin que los otros sepan que está pidiéndolo)
    • acordar que hará una llamada telefónica o una llamada perdida
    • acordar un período corto de estancia y que se le recogerá a continuación
  • Organizar actividades sociales que no requieran demasiada “socialización”, como ver una película o un programa favorito.
  • Identificar a una persona que será responsable de asegurarse cada cierto tiempo de que la situación social no le resulta abrumadora
  • Identificar una habitación o espacio donde su hijo podrá ir si la situación social se vuelve demasiado difícil o exigente. Solo un ejemplo de alguien que conocemos bien: cuando D. va a casa de una de sus amiga para un evento social, su amiga organiza un rincón cómodo en la casa con una ordenador portátil, para que pueda escapar si se siente abrumada.
  • Técnica de la “Cuenta Bancaria de Energía” (explico esta técnica en el punto siguiente)

Último consejo importante: ten en cuenta tus propios niveles de estrés para asegurarte de que no sean una fuente de ansiedad para tu hijo.

Lectura relacionada:
Esta lista de técnicas de relajación que preparé para un artículo sobre ejercicios para el control de la ira funciona perfectamente para niños con ansiedad. Incluye una serie de tarjetas con apoyos visuales (pictogramas). Aunque lo preparé pensando en niños más pequeños, algunas de las técnicas funcionan también con niños algo más mayores.

Técnica de la “Cuenta Bancaria de Energía”

Una técnica muy interesante para niños adolescentes (o adultos) es la “Cuenta Bancaria de Energía”. El profesor Tony Attwood propone esta estrategia para  ayudar a sobrellevar mejor los altos niveles de estrés que las actividades y tareas cotidianas simples pueden producir.

Esta analogía es excelente porque proporciona una herramienta para explicarle a tu hijo:

  • por qué se siente agotado o abrumado
  • cómo encontrar una solución para esta situación.

Técnica de la Cuenta Bancaria de Energía

Las actividades y tareas cotidianas pueden ocasionar una verdadera pérdida de energía para las personas autistas. Estas tareas o actividades son lo que en la analogía con la cuenta bancaria equivaldrían a la “retirada de fondos”, en este caso de energía.

Puedes debatir con ti hijo que ideas se os ocurren que podrían ayudar a recuperar esta energía. Estas actividades serían  los depósitos en su “cuenta bancaria de energía”.

La idea es acordar con tu hijo que cada vez que las circunstancias o las actividades del día supongan agotar sus “reservas”, os aseguréis de que hay algo planeado para compensarlo. Por ejemplo, si celebrar una comida con familiares supone para él un gran esfuerzo (más ruidos, cambio de rutina, interacción social), podéis acordar que cuando regreséis a casa va a poder encerrarse en su habitación el resto de la tarde con sus actividades favoritas.

Hay un par de cosas que realmente me gustan de este enfoque:

  • proporciona una explicación apropiada para edades adolescentes. Una analogía bancaria para un adolescente con buenas habilidades cognitivas puede ser un buen enfoque
  • te permite planificar soluciones con tu hijo. Y todos sabemos lo importante que es la predictibilidad y el sentimiento de control.

 

Espero que este documento os haya dado algunas ideas para gestionar la ansiedad en vuestros hijos o alumnos. Si queréis compartir más ideas sobre actividades que puedan ayudar a nuestros hijos a calmarse, o situaciones que les provoquen ansiedad, dejadme un mensaje en los comentarios.

AUTISMO Y ANSIEDAD CONSEJOS PARA CALMAR LA ANSIEDAD NIÑOS Y ADOLESCENTES