Dia Mundial de Concienciación del Autismo
Reflexiones

6 Razones por las que Adoramos a Nuestra Cuidadora con Trastorno del Espectro Autista

Hace un año nuestra familia dejó España y se trasladó a vivir a Nueva Zelanda. Ha sido un año de grandes cambios y difícil adaptación, especialmente para nuestro hijo mayor que tiene una discapacidad intelectual y también un diagnóstico de autismo.

Ya que estamos celebrando el día de la concienciación sobre el autismo, pensé que era un día perfecto para compartir por qué me siento inmensamente afortunada por haber encontrado en nuestro nuevo destino a la persona que nos ayuda a cuidar a nuestro hijo. Nuestra cuidadora tiene autismo de alto funcionamiento. Ella ha sido una bendición y en las siguientes líneas compartiré las razones por las cuales sentimos que somos muy afortunados por haberla encontrado (Y sinceramente, esta lista que leeréis a continuación se me ha ocurrido sin dedicarle mucho tiempo. Estoy seguro de que si no estuviésemos en medio de las vacaciones escolares de Semana Santa y le pudiese dedicar unos minutos de calma, esta lista sería aún más extensa):

6 Razones por las que adoramos a nuestra cuidadora que tiene TEA

  1. Entiende cómo se siente nuestro hijo mejor que nosotros. Todos podemos racionalizar y  empatizar con los sentimientos de las demás. Sin embargo, nada supera el nivel de comprensión e intuición que proviene de experimentar esas mismas situaciones. Si un día mi hijo se golpea la cabeza en un momento de frustración, puedo perfectamente analizar e identificar qué ha desencadenado esa reacción. Sin embargo, yo nunca he sentido un impulso similar.  Mi cuidadora, por el contrario, ha sentido esa misma necesidad en situaciones específicas aunque es capaz de controlarlo. Pero esto hace que ella pueda compender mejor que yo cómo se siente mi hijo, y empatizar a un nivel que probablemente yo nunca podré conseguir.
  2. Siempre tiene ideas interesantes sobre situaciones que son nuevas para nuestra familia. Son situaciones en las que nos encontramos en los momentos en que surgen nuevos comportamientos o respuestas de nuestro hijo.
  3. A menudo se le ocurren consejos específicos o nos informa de productos que podrían beneficiar a nuestro hijo. Por ejemplo, hace unos meses nuestro hijo atravesó una fase en la que necesitaba morder cosas. Ella sugirió la posibilidad de una necesidad sensorial de masticar y encontró un proveedor en línea para el tipo de producto que necesitábamos.
  4. Domina el arte de “no reaccionar”. Siempre mantiene la calma. Cuando se dan determinadas situaciones en las que el comportamiento de nuestro hijo podría provocar una cierta contrariedad o irritación, siempre consigue dirigirse a él de una manera tranquila y serena.
  5. Ayudó a nuestra hija a entablar una amistad con otra niña que es también hermana de un niño con autismo. Estoy seguro de que en el futuro le resultará extremadamente útil poder compartir cómo se siente con otra persona con una situación familiar similar.
  6. Siempre siento que “lo da todo” tratando de ayudarnos con nuestro hijo. Sugiere nuevos juegos que podría disfrutar, busca información sobre causas a síntomas o problemas que surgen, trae pequeños detalles si cree que les pueden divertir ( ¡hemos pasado por una fase de baños con agua en distintos colores!).

Nuestra cuidadora ha hecho de trabajar con niños en el espectro autista sea su “misión” y se dedica a ellos de todo corazón.

¡Feliz día de concienciación sobre el espectro autista!

No te vayas sin registrarte al blog para recibir las notificaciones del los nuevos artículos y otras novedades.

Si te gustó esta publicación, compártela en Pinterest ⇓

Adoramos a Nuestra Cuidadora con TEA

3 Comentarios

  • María Cruz

    Muchas gracias por estas palabras, nos dan aliento a las familias que pasamos por una situación similar. Es gratificante escuchar a gente que prioriza en su vida y su primer objetivo es buscar el bienestar de su hijo.

    • Clara

      Muchas gracias por tu comentario, María Cruz. Me anima mucho a seguir cuando veo que nuestras experiencias os ayudan también a vosotros.
      Un abrazo!